Violencia física – maltrato infantil de niñas, niños y adolescentes

 

 

La violencia física – Maltrato infantil de niñas, niños y adolescentes es una problemática que afecta a un gran porcentaje de niños, niñas y adolescentes a nivel mundial. Según reporta el Observatorio Social del Ecuador, en el año 2010 el 44% de los niños y niñas de entre 5 y 17 años había sido objeto de respuestas violentas por parte de sus padres en el hogar ante el cometimiento de alguna falta o no obediencia.  Esto implica un incremento de 9 puntos porcentuales en el indicador, comparado con el 2000, y un estancamiento respecto al 2004.  Cuando se observa este indicador más allá del promedio nacional, para el año 2010, vemos que para los niños y niñas entre 4 y 11 años este indicador se ubica en el 58%, mientras que para aquellos entre 12 y 17 años disminuye al 22%.[1]

 

Cabe recordar que es un deber y obligación por parte del Estado, la sociedad y la familia promover de forma prioritaria el desarrollo integral de las niñas, niños y adolescentes, asegurar el ejercicio pleno de sus derechos y atender al principio del interés superior del mismo. En Ecuador, nuestra Constitución vigente desde al año 2008 establece los derechos de las niñas, niños y adolescentes como parte de los derechos de las personas y grupos de atención prioritaria, garantizando la protección contra todo tipo de violencia. Pero a pesar de aquello la violencia física contra niñas, niños y adolescentes es una realidad que aún persiste.

 

La violencia física lamentablemente ocurre en aquellos lugares donde debe brindarse mayor protección a las niñas, niños y adolescentes, esto es principalmente en el hogar y en las unidades educativas.

 

El estudio “Niñez y Adolescencia desde la Intergeneracionalidad Ecuador 2016″[2] revela que el 26 % de los niños y adolescentes reciben trato violento por parte de profesores, que incluye golpes, insultos, burlas y restricciones en tiempo de recreo. Además, el 74 % de la niñez y adolescencia afirma que recibe trato no violento de parte de sus profesores, es decir que dialogan, bajan notas o mandan a llamar al representante.[3]

 

“En el ámbito del hogar, casi el 40% de los niños, niñas y adolescentes afirmaron haber recibido un trato violento por parte de sus padres (…)”[4]

 

La violencia física, el maltrato infantil origina una cadena de violencia, es aquí donde es necesario mencionar una frase muy conocida “Violencia genera violencia”, según la publicación Niñez y Adolescencia desde la Intergeneracionalidad, antes mencionada, “casi el 40% de los niños, niñas y adolescentes que fueron golpeados en sus hogares, provienen de hogares en los cuales sus padres también fueron maltratados por sus cuidadores”. Motivo por el cual como adultos responsables, como garantes y protectores de derechos, se debe guiar a la niñez y adolescencia a proceder siempre con respeto  fomentando una convivencia con armonía y de paz.

 

Escrito por:

José David Vargas Soledispa

CORIA Ecuador

 

 

Fuentes:

[1] https://www.unicef.org/ecuador/children_28783.html

[2] Publicación que brinda una mirada de los últimos 15 años sobre la situación de los niños, niñas y adolescentes del Ecuador, y recoge, al mismo tiempo, datos actuales que permiten identificar los avances y desafíos presentes.

El estudio fue conducido en 2015 por el Observatorio Social del Ecuador, con el apoyo del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia – UNICEF, CARE, Plan Internacional, Save The Children, World Vision, y el Consejo Nacional para la Igualdad Intergeneracional.

La publicación recoge datos de una encuesta cuya muestra fue de 4.000 hogares tanto de zonas urbanas como rurales, y recoge más de 150 indicadores que describen las condiciones en cuanto al entorno familiar, educación, protección, salud, participación y felicidad.

[3] https://www.eluniverso.com/noticias/2018/07/10/nota/6852002/26-estudiantes-recibe-trato-violento-segun-estudio?device=mobile

[4] Publicación Niñez y Adolescencia desde La Intergeneracionalidad, Ecuador, 2016.