Promoviendo la cultura de paz

 

Cuando escuchamos la palabra Paz lo primero que viene a nuestra mente es un lugar sin ruidos, sin guerra, sin violencia, pero no, el verdadero significado de la Paz es la tranquilidad que una persona pueda tener en su mente y en su corazón, que a pesar de vivir en un lugar lleno de violencia, siempre permanezca la calma y el amor en nosotros. Martin Luther King escribió en prisión su  Carta de Birmingham, la cual decía: «la verdadera paz no es simplemente la ausencia de tensión: es la presencia de justicia”.

 

Estamos en un mundo que pareciera nunca encontrar el camino para lograr la paz, pero sin darnos cuenta somos nosotros quienes desde nuestra forma de hablar, pensar y actuar podemos transformarlo. Hagamos de este mundo un lugar más pacífico. El objetivo es que los niños, niñas adolescentes y personas adultas puedan reflexionar sobre la paz, construyendo un mensaje de paz.

 

Si ayudamos a promover la cultura de la paz en nuestras comunidades y con nuestra gente ayudamos a construir un mundo mejor y ayudamos al cumplimiento del Objetivo 16 de la Agenda 2030: “Promover sociedades pacíficas e inclusivas para el desarrollo sostenible, facilitar el acceso a la justicia para todos y crear instituciones eficaces, responsables e inclusivas a todos los niveles”.

 

Todos podemos asumir un papel activo en el fomento y promoción de una cultura de paz y podemos poner en marcha desde nuestras comunidades las siguientes acciones:

  • Promover la educación porque en todas sus manifestaciones es uno de los medios fundamentales para edificar una cultura de paz, y fomentar la tarea de educación para la paz en las escuelas, ofreciendo recursos para el alumnado y facilitando la formación específica en materia de paz y derechos humanos para el profesorado.
  • Difundir los diversos aspectos que conforman la cultura de paz, apoyando actividades de grupos locales o elaborando un programa anual de actividades de sensibilización para promover los valores de la cultura de paz y no-violencia.
  • Promover el respeto de todos los derechos humanos porque si no se pueden garantizar los derechos humanos en todas sus dimensiones, no puede haber cultura de paz.
  • Garantizar la igualdad entre mujeres y hombres por medio de la plena participación de las mujeres en la toma de decisiones económicas, sociales y políticas, la eliminación de todas las formas de discriminación y de violencia contra la mujer, el apoyo y la asistencia a las mujeres necesitadas.

 

Bryant Leomar García Ruiz. Corresponsal Adolescente en México.

 

Escrito por: Bryant Leomar García Ruiz

CORIA México