Necesitamos a todo el mundo para eliminar la violencia contra la niñez

 

“Necesitamos a todo el mundo para eliminar la violencia contra la niñez” es una campaña de la ONG World Vision, que convoca a: gobiernos, iglesias, empresas, profesionales, gremios, niñas, niños, adolescentes, madres, padres de familia y maestros para poner fin a la violencia.  Esta campaña se implementará en 99 países del mundo en donde opera World Vision.

 

Esta campaña se basa en objetivo 16.2 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que busca “Poner fin al maltrato, la explotación, la trata la tortura y todas las formas de violencia contra los niños”.

 

Esta campaña me parece importante, dado que, en el Perú, el 73,8% de niñas y niños (9 a 11 años) y el 83,2% de adolescentes (12 a 17 años) alguna vez en su vida fueron víctimas de violencia psicológica o física por parte de las personas con las que vive (madre, padre, cuidador).

 

Además, el 43,9% de adultos cree que a veces es necesario gritar a los niñas y niños para que entiendan lo que dicen, el 44% de las niñas y niños dijeron que los padres tienen que pegar a sus hijos si se portan mal y el 36,1% cree que los padres deben castigar físicamente a las niñas y niños si se meten en problemas, mienten con frecuencia o cogen algo que no les pertenece (ENARES 2015).

 

La campaña busca luchar contra la violencia cotidiana, aquella que muchos consideran “normal”, promoviendo la educación con ternura frente al castigo físico y humillante contra la niñez. Para ellos se está impulsando:

  • Firma de Pactos de Ternura y el Ternurómetro a nivel nacional, como un compromiso para dejar solo marcas de amor en la niñez.
  • Movilización de redes de niñas, niños y adolescentes organizados que monitorean las Leyes 30403, ley que “Prohíbe el uso del castigo físico y humillante contra los niños, niñas y adolescentes” y la ley 29719, que “Promueve la convivencia sin violencia en las instituciones educativas”.
  • Creación de un programa presupuestal para disminuir la violencia contra la niñez.
  • Escuelas de ternura dirigidas a padres, madres, operadores de protección y
  • Lineamientos intersectoriales para la implementación de la ley 30403.
  • Jóvenes voluntarios comprometidos contra la violencia.
  • Solidaridad con empresas y corazones para la implementación de escuelas de ternura en las zonas más vulnerables.

 

¿Cómo sumarse a la campaña?

  • Promoviendo una Educación de Ternura frente a la violencia contra las niñas, niños y adolescentes.
  • Movilizando la causa de la campaña con los miembros de su iglesia. Súmate al Pacto de Ternura.
  • Articulando sus acciones con la comunidad para proteger a los niños y prevenir la violencia.
  • Colaborando como Amigo Solidario para implementar Escuelas de Ternura en zonas vulnerables.

 

El Pacto de Ternura, es un compromiso simbólico y público, en el que padres, madres y adultos en general, se comprometen a establecer relaciones de amor, comunicación y respeto en vez de causar dolor, humillación e indiferencia, actualmente 180 mil personas han firmado el Pacto de Ternura, la meta es llegar a 1 millón de personas sensibilizadas y que firmen el pacto de ternura, como una forma de movilización.

 

Considero que es necesario empezar a ser parte del cambio, a ser parte de la respuesta al gran problema de la violencia, con pequeñas acciones que puedan generar grandes cambios, y, sobre todo, efectos trascendentes en la vida de las niñas, niños, adolescentes y futuro de nuestro país.

 

¡Me comprometo a dejar solo  marcas de amor!, ¡No a la violencia!

 

Escrito por: Gladys Celina Ramírez Rucana.

CORIA Perú.

 

Bibliografía