Missing Rigths

 

 

            Desde hace años conocemos la excelente labor que hace la organización “Missing Children” y el arduo labor que aún les queda por hacer, ya que deben lidiar con una de las especies más complejas del mundo, el Homo Sapiens y en referencia a ello es el título de este artículo, “Missing Rigths”.

 

            En mis escasos 16 años de vida me he cansado de escuchar personas hablar sobre justicia e injusticia, de buenos y malos, de honestos y corruptos pero nunca de que cambie tal situación. El ya fallecido Albert Einstein (1879-1955) en una ocasión dijo que “el mundo no está en peligro por las malas personas, sino por aquellas que permiten la maldad” y a más de 63 años de su fallecimiento puedo asegurar que la problemática sigue siendo la misma.

 

            ¿Por qué aseguro esto? Porque día a día veo situaciones injustas pero muy pocas veces veo personas que intenten remediarlas.

 

            Actualmente, mi país, Argentina, atraviesa grandes dificultades sociales, económicas, estructurales, entre otras, y todas se deben a que durante años, permitimos que nuestros impuestos se guarden en bolsos en vez de volver a las arcas públicas y la práctica de medidas demagógicas, denominadas por el imperio romano como “Pan y Circo”.

 

            Muchos estamos pasando hambre, muchos no “llegamos a fin de mes”, la inflación ha aumentado y hace poco sufrimos una fuerte devaluación de nuestra moneda, la realidad es que estamos pasando una situación muy compleja. Pero si no reconocemos los errores cometidos en el pasado no lograremos mejorar como sociedad.

 

            Del mismo modo que en el artículo anterior, quiero invitarlos a reflexionar sobre las acciones que realizamos como ciudadanos.

 

            ¿Qué criterios utilizamos para elegir y finalmente votar a un candidato presidencial? Criticamos la política, pero, ¿Qué hacemos para mejorarla? Nos quejamos de que no hacen nada, pero ¿Qué proyectos presentamos como ciudadanos en las legislaturas?

 

            Al día de la fecha integro un partido político, con el cual discrepo en muchas cosas, pero intento aportar la mayor cantidad de ideas posibles para mejorar mi ciudad.

 

            Si me piden una opinión, les digo que se involucren en las políticas ciudadanas, partidarias o no, pero que se involucren, que luchen por sus derechos y que cumplan con sus obligaciones.

 

A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota” (Madre Teresa de Calcuta)

 

Escrito por:

Kurt Ottosen

CORIA Argentina