La violencia escolar

 

Absolutamente todos sabemos que existe la violencia escolar, pero muchas veces no entendemos el impacto que tiene en los niños y adolescentes. Es por eso que quiero mostrarles la situación que viven los niños, niñas y adolescentes de México víctimas de violencia escolar. Conoceremos más sobre el tema y al final analizaremos que es lo que hace falta en la sociedad mexicana para disminuir este problema que tiene un gran impacto en la vida de las personas.

 

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) afirma que México ocupa el primer lugar a nivel internacional en casos de acoso escolar en educación básica. Asimismo, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) señala que 7 de cada 10 niños han sido víctimas de este problema.

 

¿Qué es la violencia escolar?

La violencia escolar se puede entender como todo tipo de agresión llevada a cabo dentro del ambiente de las instituciones educativas, la cual puede proceder de cualquiera de los que conforman la comunidad escolar, es decir, no solo involucra a los alumnos, sino que también puede presentarse en padres de familia, maestros, directivos y personal administrativo.

 

¿De qué manera se presenta la violencia escolar?

La violencia escolar se puede presentar de manera física, verbal o psicológica, pero en ocasiones puede escalar a violencia sexual, cibernética, patrimonial, económica y social.

 

¿Cuáles son las causas de la violencia escolar?

Existen diversas causas por las cuales la violencia escolar se lleva a cabo, puedes ser que el niño, niña o adolescente agresor viva en un ambiente violento hasta que “los autores y testigos de la violencia, los niños y niñas aprenden que la violencia es un medio aceptable para que los fuertes y agresivos logren lo que quieren de los más débiles, pasivos o pacíficos” (Pinheiro, 2011, p. 111), realmente, todo depende de la realidad que viven los niños.

 

Hay que tomar en cuenta que cuando un adulto permite o incita la violencia, los alumnos ven como algo normal. Esto, es una de las causas más comunes de violencia escolar en México.

 

¿Qué consecuencias tiene la violencia escolar?

Las víctimas de violencia escolar suelen tener problemas para relacionarse y se aíslan, es así como entra en un círculo vicioso del cual difícilmente podrá salir. La victima puede desarrollar depresión y en casos muchísimo más graves, pueden acudir al suicidio o presentar una actitud violenta contra los que lo rodean.

 

Los vínculos sociales de la violencia escolar

Cuando hacemos referencia los vínculos sociales, nos referimos los aspectos fundamentales que causan la violencia escolar, los cuales son la relación que hay en el entorno social y familiar y entender el impacto que tiene la violencia en la sociedad.

 

En la sociedad mexicana, se suele minimizar los problemas por los que pasa un niño, ya que “son cosas de niños/as” y hasta se tiene la creencia de que este tipo de situaciones hacen la función de una “iniciación” al mundo real.

 

Acciones para contrarrestar la violencia escolar en México

Con el fin de atender estos problemas, la Secretaría de Educación Pública (SEP) y la Secretaría de Gobernación (SEGOB) llevan a cabo diversas acciones que comprometen a autoridades federales y locales al combate del acoso escolar y la violencia en las escuelas, así como la implementación de un diplomado de mediación escolar en el que participan maestros, psicólogos y directivos de educación básica. (Gobierno de México)

 

¿Cómo vive una víctima?

Decidí incluir esta pregunta en este texto ya que debemos de tener un poco de empatía para entender de qué manera podemos tomar acción.

 

Yo fui víctima de violencia escolar por más de 7 años, actualmente cuento con 16 años de edad y aún sigo teniendo ciertas inseguridades derivadas de lo que viví cuando era más joven.

 

Conforme fueron pasando los años, la manera en la que me acosaban iba cambiando. Primero, me agredían físicamente, luego me agredían verbalmente y después se convirtió en violencia psicológica. Tengo claro que las razones por las cuales fui víctima de violencia escolar, yo tengo características físicas y personales que me hacen diferente, y aunque siempre supe que las diferencias eran buenas, nunca entendí porque mis compañeros las veían como algo malo.

 

Las razones eran varias, desde el lugar en donde había nacido, la manera en la cual hablaba, las cosas que me gustaban, mis creencias y mi aspecto físico. Todas estas características que nos hacen especiales, fueron motivo de burla para algunos de mis compañeros de clase pero con el tiempo, todo con lo que me sentía cómoda tenía que ocultarlo por miedo a ser molestada.

 

Jamás pude defenderme porque yo era a la única a la cual acosaban y porque mis padres los consideraban como una buena manera en la cual yo aprendería a madurar. Los maestros alentaban a mis compañeros a burlarse y hasta eran participes de ellas, esto me llevo a sentir que no tenía en quien apoyarme, así que permanece aislada.

 

Mientras más crecía, mas sola y triste me sentía, deje de querer ir a la escuela por miedo, deje de querer socializar por miedo a las burlas y fue ahí cuando encontré a una maestra que me ayudo a entender que todas las cualidades que me hacían diferentes, también me hacían especial.

 

Eso es justamente lo que los niños, niñas y adolescentes necesitan saber. Todos somos diferentes, tenemos cosas en común pero la diversidad enriquece al mundo.

 

En conclusión, la violencia dentro de las escuelas, tiene un grave impacto en el cumplimiento de los derechos los niños niñas y adolescentes, porque no solo  genera un bajo rendimiento en la escuela, puede presentarse un problema en el desarrollo de los niños y adolescentes.

 

Si necesitas ayuda, puedes hablar con tus padres, un maestro o un amigo. Si no tienes con quien acudir, existen Instituciones Gubernamentales que pueden apoyarte como lo son el DIF y la Secretaría de Educación Pública (SEP) puso en marcha la página de Internet www.acosoescolar.sep.gob.mx y la línea telefónica 01800-11-ACOSO (22676) para atender, prevenir, denunciar y dar información.

 

Si quieres saber más sobre el tema, te recomiendo:

 

Escrito por: Alexandra Solís.

CORIA México.