La situación actual de niños, niñas y adolescentes en México

 

México es un país que cuenta con grandes riquezas, con gente bondadosa, y con mucha magia, pero eso no quiere decir que no cuenta con aspectos negativos y de eso no se salva la infancia.

Ser un infante en México puede estar en 2 estados: o en una situación bien acomedida o en un estado de pobreza, desigualdad y prohibición de sus derechos.

La infancia en México está pasando por una gran crisis, ya que hablar de esto es recordar momentos de dolor, abandono, pobreza, injusticia y humillación.

 

Mientras hablamos y debatimos sobre la niñez, millones de niños no disfrutan como debe de ser esa etapa, millones de niños en la calles tratando de sobrevivir, millones de niños guardando silencio por diferentes circunstancias de maltrato, millones de niños trabajando en las calles para llevar dinero a sus hogares.

 

En México existen más de 40 millones de niños, de los cuales más del 40% tienen que abandonar las instituciones de la enseñanza por salir a trabajar, eso los expone a diferentes peligros que enfrenta México, que por durante muchos años no ha podido erradicar; al igual que también están expuestos a diferentes tipos de maltrato.

 

Otro aspecto que resulta muy inquietante es el rápido crecimiento de la prostitución y la explotación sexual infantil, ya que 3 de cada 10 niños sufren cualquier tipo de acoso sexual.

 

En México, el conocimiento de los derechos es preocupante pero lo es todavía más el cumplimiento y el ejercicio de estos; el gobierno cumple con su función de promover y difundir los derechos, pero como todo tiene una parte contraria, también existen las obligaciones, el gobierno solamente maneja lo que son los derechos para protegernos y decirnos que tenemos permitido como infantes, pero no expone las obligaciones que tenemos por ser menores de edad, y estos (muy pocos) al saber que poseen distintos derechos sin saber a qué conllevan y se aprovechan de estos, yendo a diferentes instituciones gubernamentales, exigiendo sus derechos y dejando en mal plan a sus padres o tutores, cuando en realidad los niños, pero en especial, los adolescentes son los responsables de cualquier anomalía.

 

Se están realizando algunos planes de ayuda para aquellos niños que lo necesitan, pero no es suficiente, México necesita dejar de creer en las pasadas costumbre y creencias, estamos en una época de evolución, pero tenemos mucho atraso, tanto en lo social como en lo económico, pero mientras que la sociedad y el gobierno no ponga de prioridad a los niños, niñas y adolescentes, no solo México sino toda Latinoamérica seguirá estancada en el reconocimiento de los derechos y la práctica diaria de estos.

 

México necesita creer en la infancia, ya que esta es el presente y futuro del país.

 

Escrito por: María Fernanda Enríquez García

Miembro de la Red de Corresponsales Infantiles y Adolescentes del IIN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *