Estado de cumplimiento de los derechos de la infancia y la adolescencia en Colombia

 

El 05 de junio del presente año, Save The Children Colombia presentó su documento: “Construyendo una vida mejor con la niñez”, el informe global evalúa el estado de cumplimiento de los derechos de la niñez en el mundo, y hace un ranking de los mejores y peores países para ser niña o niño, en el que se analizaron 176 países del mundo. Entre ellos se encuentra Colombia, ubicado en la posición 118, siendo catalogado como uno de los peores países para ser niña, niño y adolescente. Según el estudio, en Colombia se garantizan menos los derechos a los niños que en Irán e Irak quienes ocupan la posición 77 y 115 respectivamente.

 

En dicho informe, se destaca que el derecho más vulnerado es la vida, ya que es el segundo país con la mayor tasa de homicidios de menores de edad a nivel mundial, siendo superado sólo por Venezuela. Según cifras del Instituto Nacional de Medicina Legal, entre enero y abril de este año se registraron 213 homicidios de niñas, niños y adolescentes.

 

¿Sin derecho a la vida, que otro derecho hay?  Expresaba Luz Alcira Granada, directora de Incidencia Política de Save The Children Colombia.

 

El 19 de junio del presente año se dio a conocer el informe “Tendencias globales: desplazamiento forzado en el 2018” del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados” (ACNUR) declarando a Colombia el país con más desplazados del mundo.

 

 

En Colombia hay 7.816.500 personas desplazadas internas, es decir, nacionales de Colombia que se han visto obligados a huir de sus hogares. Esta cifra supera las de República Democrática del Congo, Somalia, Etiopía, Nigeria y Yemen. De dicha cifra, 2.000.000 son niñas y niños, ubicando a Colombia como el quinto país del mundo con el mayor porcentaje de menores de edad desplazados por el conflicto armado.

 

Cada día 59 niñas y niños son víctimas de violencia sexual en Colombia, de la mencionada cifra, 55 son niñas, siendo casi el 70 % niñas entre los 5 y 14 años de edad. En el 2018 se registraron 9.545 embarazos en adolescentes por violencia sexual de los cuales 5.723 (59.9%) eran niñas entre 10 y 14 años, datos según el Instituto Nacional de Medicina Legal.

 

“Seguimos siendo un país en donde la niña, y luego la mujer, es vista y tratada como un objeto sin derechos”. Cita de Ximena Norato directora de la Agencia Pandi – entidad dedicada a velar por la protección de los niños.

 

Tanto los datos del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) como los del Instituto Nacional de Medicina Legal ratifican que las personas más cercanas son, en su mayoría, los primeros responsables de la violencia sexual contra los más pequeños. De acuerdo con los informes del Instituto Nacional de Medicina Legal, el 69 % de los abusos contra menores son perpetrados por familiares o algún conocido. El (ICBF) indicó que entre enero y abril de este año se han presentado más de 600 niñas, niños y adolescentes víctimas de explotación sexual comercial.

 

La Encuesta de Violencia contra Niños, Niñas y Adolescentes EVCNNA realizada en el (2019) Indicó que, de los jóvenes encuestados entre 18 a 24 años el 15 % de las mujeres y el 8% de los hombres, manifestó haber sufrido violencia sexual antes de los 18 años, 27% de las mujeres y 38% de los hombres sufrieron violencia física antes de los 18 años y el 21% de las mujeres y 10% de los hombres sufrieron violencia psicológica antes de los 18 años.

 

El panorama es muy complejo, pero no por ello debemos desconocer la titánica labor que vienen desarrollando diversas organizaciones como: Instituto Interamericano del Niño, la Niña y Adolescentes (IIN), Organización de los Estados Americanos (OEA), Save The Children, UNICEF, Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), Agencia Pandi, Niñez Ya, Malabareando las Calles, Fundación Enfances, que nos ven como lo que somos, dignos sujetos de derechos y valiosos agentes de cambio, por ello decidieron trabajar con nosotros y no para nosotros.

 

Desde mi experiencia personal la participación infantil y adolescente hace parte de la solución para erradicar cualquier tipo de violencia en nuestra contra. Niñas, niños y adolescentes que conozcan sus derechos, que sepan que son herramientas poderosas para su autoprotección y para proteger a sus pares, empoderados para cuidar el mundo.

 

Para todo ello necesitamos del mundo adulto, que nuestros garantes de derechos: Estado, sociedad y familia aúnen esfuerzos para crear entornos protectores, implementar rigurosamente las leyes, ofrecer atención oportuna e integral y sobre todo que los adultos crean en nosotros los niños, niñas y adolescentes, que dejen de vernos como solo el futuro, que nos valoren como el presente que somos, que tomen conciencia y comprendan que además de ir al colegio, divertirnos con nuestros amigos y realizar las actividades pertinentes de nuestra edad, también podemos opinar, expresarnos con voz propia, tener argumentos reales y aunque no podemos participar en las elecciones ni votar debemos ejercer nuestros derechos como ciudadanos.

 

“Porque para cambiar nuestro mundo debemos ser parte de la solución»

Sanquive Kadka Tqi Akana (Santiago Cardona Quintero).

 

Escrito por: Santiago Cardona Quintero.

CORIA Colombia.

 

Fuentes: