En Colombia la desnutrición infantil es más que hambre

 

 

El tema de la desnutrición en niños, niñas y adolescentes ha sido más visible para el departamento de la Guajira, pero eso no quita el hecho de que esta problemática se presente en muchas partes de nuestro país y esto va mucho más allá de una falta de alimentos.

 

Hablar de las familias de la Guajira y en especial de los niños, niñas y adolescentes es igual que hablar de hambre y sed, que llena de desconcierto, indignación y rechazo en nuestro país. Lo más triste es que esta problemática va ligada no solo a la pobreza sino también a la corrupción y todo lo que conlleve a una mala administración de los recursos en el departamento, la geografía, la contaminación y la cultura también son factores que van ligados a esta triste problemática.

 

Esta cruda realidad infantil se ha visibilizado en gran mayoría en los niños wayùu, pero en nuestro país también existen regiones como Uribía, Manaure que son también de la Guajira, en Puerto Carreño en Vichada, Mapiripàn en el Meta o Puerto Hormiga en Bolívar, allí también se vive en silencio esta problemática y todavía hay miles de casos que permanecen en el anonimato, así lo menciona la revista Semana.

 

Mientras tanto en el país se divulgan por diferentes medios de comunicación programas y campañas para garantizar la nutrición infantil. En el sector público y privado constantemente se hacen millonarias inversiones supuestamente para atacar la problemática, pero esta inversión no alcanza a beneficiar a todos los niños, primero porque muchos padres no han registrado a los niños y por otro lado los recursos se quedan por el camino por el gran fenómeno de la corrupción.

 

Dice la pediatra Griselda Vargas de la Universidad Autónoma de México: “Una mala nutrición afecta el desarrollo del sistema nervioso central y periférico del niño, el crecimiento del tejido cerebral, las funciones motrices y el desarrollo psicomotor. Todo esto puede llevar consecuencias nefastas como el retraso mental y la alteración o insuficiencia renal y cardíaca”, la especialista también menciona que el sistema inmunológico se ve afectado. Un estudio que realizo la Universidad Externado de Colombia reveló que la desnutrición infantil   y juvenil de la Guajira podría estar en niveles entre el 30% y el 40%.

 

Estas cifras nos están diciendo algo, ya es hora de buscarle soluciones a esta problemática para poder transformar la vida de nuestros niños y niñas colombianos/as, es necesario seguir promoviendo prácticas en salud y nutrición durante la gestación, seguir aumentando el peso al nacer y fortalecer la lactancia para así seguir promoviendo los hábitos saludables.

Escrito por:

Lizeth Albarracín

CORIA Colombia